saxo

La escuela de música y danza tiene la finalidad de crear y consolidar la afición musical y de la danza y así convertir a la ciudadanía en protagonista de estas actividades, en la que tradicionalmente sólo se le ha otorgado la condición de receptora de las propuestas de los profesionales y de las grandes ciudades como es en el caso de la danza.

 

Nuestro centro, siendo su función la de acercar la educación de estas especialidades a todos aquellos que la deseen, sin hacer distinciones basadas en el talento, la edad o la capacidad económica, oferta un plan de estudios flexible y abierto en el que tienen cabida todas las capacidades, adecuándose a las distintas posibilidades de formación y a los distintos tramos de edad. Esta opción es posible ya que goza de autonomía pedagógica para la organización de las enseñanzas, sin someterse a planes de estudios reglados que condicionan la continuidad de los estudios a la adquisición de unas determinadas destrezas, con unos plazos de tiempo y límites de edad que sólo son accesibles a una minoría.

 

De esta manera disponemos de un amplio margen de libertad para elaborar una oferta educativa que sintonice con las necesidades de todos los sectores y le permita integrarse en el  contexto social y cultural de nuestra localidad. Nuestra pretensión es dotar a estas enseñanzas de un componente lúdico, emocional y creativo, adaptado en lo posible a las necesidades de los alumnos. La actividades están dirigidas a promover la afición a la música y la danza con carácter esencialmente práctico. Así pues, el aprendizaje a cualquier edad de un instrumento musical o de cualquier tipo de danza y su práctica en grupo es lo que marca definitivamente la diferencia entre la actividad de una escuela de música y la educación musical recibida en la enseñanza obligatoria. De esta manera, ambas se convierten en complementarias y no sustituibles.

Junge spielt Xylophon in Musikschule