Aprender a tocar un instrumento musical no es solamente adquirir ciertas destrezas o habilidades para ello, es mucho más que eso:

- Ayuda a la creatividad.

- Aumenta la capacidad de concentración y ejercita la memoria llegando a tener mayor agilidad mental.

- Los estudiantes de primaria y secundaria que tocan algún instrumento suelen obtener mayores calificaciones en otras materias.

- Tocar música ayuda a controlar el estrés y mejora el estado de ánimo.

- Potencia la responsabilidad, la constancia, la disciplina y la organización.

- Mejora la sociabilidad ya que te ayudará a conectar con todo tipo de personas que también comparten la misma afición.

 

 

Little trumpeter

La oferta instrumental que ofrecemos es muy amplia ya que dispones de las siguientes especialidades: Flauta, oboe, fagot, clarinete, saxofón, trompa, trompeta, trombón, bombardino, tuba, violonchelo, contrabajo y percusión.  Además, la Escuela dispone de un banco de instrumentos para préstamo, según disponibilidad, durante dos cursos como máximo.

 

Las clases de instrumento serán de carácter individual, un día a la semana y de una hora de duración.

Baby Drummer